sábado, 15 de julio de 2017

TENTACIONES


En este mundo globalizado y virtual (y no virtuoso) el plagio es la regla y la originalidad la excepción. La obtención de ganancias (o alabanzas) es más importante que cualquier criterio ético. La creatividad manifestada se arriesga constantemente a ser hurtada sin preaviso ni agradecimiento.
Por ejemplo, escribir aquí es semejante a poner un objeto valioso (o un simple pan caliente) en una ventana abierta a la calle y pretender que nadie se lo lleve y diga "es mío". 

Nanim Rekacz dixit.

No hay comentarios: