sábado, 1 de julio de 2017


Mi amiga Valentina Marealta postea en Facebook:
Quisiera indagar: ¿cuál ha sido la peor y/o la mejor parte de "ser el amor de mi vida"?

Yo, comento:
Es una frase hecha, y como todas las frases hechas, tiene su contrafrase. Encierra mentira y fantasía, telenovela, cuentito de hadas, poesía demasiado dulce.
Es algo que se puede saber y confirmar y decir en el momento de la muerte, nunca antes.
Qué puedo decir? Que lo creí varias veces, que me dijeron que lo era otras tantas, que lo sentí temporariamente. Hasta que supe la verdad a medias oculta en esa afirmación: cada amor es único, irrepetible; uno mismo es único e irrepetible en cada relación. Pero jamás de los jamases puede adivinarse el futuro y considerar que una relación, un otro, un yo, es lo máximo posible en un presnte determinado.
Y no, no creo en eso, como no creo que nadie sea inolvidable ni insuperable, que nadie pueda ser feliz si no es con uno o uno no pueda ser feliz si no es con cierta persona.
Ni peor, ni mejor: asombrosamente diferente cada vez, protagonistas de innumerables vidas vivibles.

https://www.facebook.com/valentinamarealta/posts/10213883046494413

No hay comentarios: